Ayuno Intermitente

Ayuno intermitente - Susan Láscarez

Se define como la abstinencia voluntaria de comer y beber por períodos determinados de tiempo. La mayoría de estudios realizados alrededor de este estilo de alimentación le han relacionado con una mejoría importante en el control del peso corporal y en indicadores relacionados con enfermedades crónicas como hipertensión y diabetes mellitus.

Existen diversos tipos de ayuno que pueden ser adaptados a las características de cada persona, las variaciones entre ellos se determinan por la cantidad de horas de ayuno pero el tipo de alimentación deberá ser similar entre ellos.  No existen lineamientos específicos sobre el tipo de alimentación a consumir durante los días de no ayuno, algunos tipos de fasting recomiendan el uso de jugos a base de frutas y vegetales en combinación con otros alimentos.

Los principales tipos de fasting son:

  1. Días completos alternados: Alternar días completos de ayuno con días de consumo normal.
  2. Regímenes modificados: permite el consumo del 20 al 25% de los requerimientos alternando los días, uno de los más populares es el 5:2, 2 días por semana no consecutivos donde se permite la ingesta máxima de 500 calorías en cualquier momento del día con 5 días de la semana de consumo libre.
  3. Períodos de tiempo de alimentación/ayuno: permite la ingesta libre de alimentos en determinados fragmentos de tiempo, induciendo a períodos prolongados de ayuno. Por ejemplo esquemas de 16:8, que incluye 16 horas de ayuno seguidas por una ventana de 8 horas de consumo de alimentos.
  4. Ayunos religiosos: ayunos hechos a voluntad por razones religiosas.

A pesar de que no existen reglas básicas sobre qué comer posterior al ayuno, es necesario definirlas para lograr los resultados que se buscan en salud.  Algunos tipos de fasting dan libertad absoluta sobre qué comer fuera del ayuno lo cual no es del todo conveniente.  Dentro de las principales recomendaciones que se dan sobre tipos de alimentos están las siguientes:

  1. Iniciar la alimentación con fuentes de proteína como huevo y grasas saludables como el aguacate o semillas.
  2. Consumir granos integrales, leguminosas, frutas, vegetales y semillas.
  3. Evitar el consumo de alimentos procesados, frituras, y carbohidratos simples como el pan.

Existen tipos de poblaciones que no deberían implementar el fasting como estilo de alimentación, éstas son:

  • Personas con bajo peso (IMC menor a 18.5)
  • Mujeres embarazada
  • Mujeres en período de lactancia
  • Menores de 18 años

También se recomienda precaución en casos de Diabetes mellitus, si se toma algún tipo de medicación y en caso de padecer gota o ácido úrico elevado.

Posibles efectos secundarios:

  • Estreñimiento: debido a la disminución del volumen de comida ingerido.
  • Dolores de cabeza: es normal al inicio y puede deberse a la deshidratación por lo que la ingesta de bebidas hidratantes puede ayudar a mitigarlos.
  • Malestar digestivo
  • Calambres

Compartí esta publicación:

Más artículos

Mindful eating

Mindful Eating y Salud Digestiva

La salud digestiva y la salud emocional están completamente ligadas, es normal que muchas patologías gástricas e intestinales puedan verse detonadas…

Ayuno intermitente - Susan Láscarez

Ayuno Intermitente

Se define como la abstinencia voluntaria de comer y beber por períodos determinados de tiempo. La mayoría de estudios realizados alrededor de este estilo de