La nutrición también es cuestión de tiempo

Nutrición - Susan Láscarez

“Todo es cuestión de tiempo”. ¿En cuántas situaciones escuchamos o inclusive usamos esta frase? Probablemente en muchas, pero tal vez nunca hayamos pensado en la influencia que el factor tiempo pueda tener en el peso o en la composición corporal.  ¿Ha escuchado también sobre los relojes biológicos? Bueno, pues si no sabe exactamente en qué consisten, este blog le dará una mejor idea de para qué sirven y que influencia pueden tener en su peso.

Los relojes biológicos son el dispositivo de medición del tiempo que todos traemos desde el nacimiento, se encuentran en casi todas nuestras células y órganos y se componen de moléculas que interactúan en las células para producir y programar los ritmos circadianos, estos últimos consisten en cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo y usualmente responden al cambio de luz/oscuridad del ambiente.

¿Y que podría tener que ver esto con el peso y la composición corporal? Bueno pues es bien sabido que nuestros ritmos circadianos se encargan de determinar la producción de hormonas y enzimas que controlan nuestro metabolismo y de esta forma es cómo reaccionamos a sensaciones de hambre/saciedad y a la forma en que metabolizamos los alimentos y gastamos energía.

¿Qué pasa en horas de la mañana?

En el momento en que el organismo recibe las primeras ondas de luz, comienzan a activarse muchos mecanismos, esto ocurre alrededor de las 6 de la mañana y los cambios que se presentan son: 

  • Activación del sistema digestivo: este cambio induce a una mayor y mejor absorción de nutrientes así como su transporte y desecho de no nutrientes, cambios en los horarios de alimentación pueden dar pie a trastornos en el ritmo de la función digestiva y por lo tanto ocasionar problemas gastrointestinales.
  • Mejor tolerancia a la glucosa: en horas de la mañana, el páncreas se encarga de producir más insulina lo que mejora la tolerancia y el metabolismo de la glucosa y por lo tanto su uso como fuente de energía, esta tolerancia decae por la noche por lo que se recomienda disminuir el consumo de alimentos fuente de carbohidratos en las noches.
  • Aumenta la producción de adiponectina: ésta es una enzima que se encarga de estimular la oxidación de ácidos grasos (esto quiere decir que se usan como fuente de energía) reduce los triglicéridos y mejora el metabolismo de la glucosa gracias a un aumento en la sensibilidad de la insulina. 

Tomando en consideración estos cambios que ocurren en las primeras horas del día, podríamos deducir que lo ideal es hacer los tiempos de comida más fuertes e incluir ciertos grupos de alimentos en las horas de la mañana.

Compartí esta publicación:

Más artículos

Mindful eating

Mindful Eating y Salud Digestiva

La salud digestiva y la salud emocional están completamente ligadas, es normal que muchas patologías gástricas e intestinales puedan verse detonadas…

Ayuno intermitente - Susan Láscarez

Ayuno Intermitente

Se define como la abstinencia voluntaria de comer y beber por períodos determinados de tiempo. La mayoría de estudios realizados alrededor de este estilo de